Ver Mensaje Individual
ElChango
Gloria Riverplatense
Publicado 25-feb-2011, 08:27
Jota Jota López, enojado con los jugadores, suspendió la práctica

El técnico de River ensayaba con los once que enfrentarán a Independiente (con la vuelta de Maidana) pero molesto por el rendimiento del equipo decidió terminar el partido contra los suplentes a los seis minutos del complemento.
Primero hubo tirón de orejas. Después una charla. Hasta que finalmente, cansado porque el equipo no respondía como él le pedía, Juan José López suspendió la práctica de River cuando el ensayo de fútbol atravesaba apenas el sexto minuto del segundo tiempo.

Se trataba de la primera práctica de fútbol de cara al clásico con Independiente, el domingo en Avellaneda. Con la vuelta de Maidana por Roberto Pereyra como única variante de los que le ganaron a Huracán, Jota Jota delineaba los últimos aspectos de su equipo. Pero algo no le gustaba, por eso hizo varias interrupciones durante el primer tiempo y luego charlo largo y tendido en el entretiempo con sus jugadores. Sin embargo, como nada cambió, decidió suspender el picado definitivamente.

El equipo –aunque no hay que descartar que por este rendimiento en el ensayo de fútbol revea la formación- estaba formado por Chichizola; Maidana, Ferrero, Román; Ferrari, Almeyda, Acevedo, JM Díaz; Lanzini, Lamela; y Pavone.

Según informa la web Muy River, se vio a un River “sin claridad en ataque y una sola llegada de gol en los 30 minutos que duró el primer tiempo. Fue un remate desde fuera del área del uruguayo Díaz que Marinelli terminó mandando al corner”. Enojado, Jota Jota suspendió la práctica y les habría dicho a los jugadores “Piensenlo bien y vengan mañana”, cuando los mandó a alongar. Mañana, a las 18 en el Monumental, se volverán a ver las caras.


Acevedo: “No vamos a jugar nunca a no perder”


A GUSTO. ASI SE SIENTE ACEVEDO JUGANDO EN EL MEDIO JUNTO A ALMEYDA.

Dice que River no es un equipo defensivo: “La intención es estar bien parados y atacar con inteligencia”.
Todavía no llegó a convertirse en un indiscutido, pero actuaciones como la que tuvo el domingo ante Huracán lo posicionan en un lugar de privilegio entre las preferencias de Juan José López. Walter Acevedo es uno de esos volantes con quite, panorama y buena pegada ideales para acompañar a un cinco de estilo gladiador como Matías Almeyda, con quien se complementa cada vez mejor. “Me siento muy cómodo jugando al lado de Matías. Tiene mucha experiencia, te apoya siempre y si pasás a posiciones ofensivas siempre está atento para cubrir los espacios. Pero soy consciente de que tengo que superarme en todos los partidos”, afirma ante Clarín .
La prioridad de este River es mantener el cero en su arco. ¿Ahora se conforman con menos que en otros tiempos? No, no creo que sea así. Estamos en River y no vamos a jugar nunca a no perder. La idea es estar bien parados y atacar con inteligencia.
¿Qué sería atacar con inteligencia? No ir a buscar los tres puntos de manera alocada. Los rivales tratan de aprovechar todos los errores para sacar ventajas y nosotros no les tenemos que dar esa chance.
Contra Tigre dio la sensación de que Pavone a veces quedaba muy aislado y ante Huracán lo acompañaron mucho mejor. ¿Cómo se hace para mejorar eso? Nosotros siempre confiamos en este sistema con un solo delantero porque eso no quiere decir ser defensivos. Con Pavone arriba por ahí los defensores pierden la referencia y eso hace que los demás podamos sorprender. Es clave que estén bien Lamela y Lanzini. Necesitamos mucho de ellos porque son grandes jugadores.
Passarella dijo que el equipo no está para campeón. ¿Coincidís? Nosotros pensamos en el objetivo que tenemos más cerca y es tratar de alcanzar a Tigre, que nos lleva un punto en la tabla de los promedios. Si los alcanzamos a ellos, iremos por Independiente (le lleva cuatro puntos). Pero está en nosotros revertir las palabras que dijo el presidente y pelear arriba. Lo que sabemos muy bien es que no nos sobra nada.
¿Va a ser especial para vos jugar contra Independiente? Sí, sí... Pasé un año muy bueno ahí. Y más allá de cómo me reciba la gente, porque a muchos no les gustó que haya venido a River, voy a estar siempre agradecido.


"Al que no le gusta, que se vaya"


Jota Jota López enojado con sus jugadores.

JJ López se enojó por el flojo nivel en la práctica y la suspendió. Enérgico, les habló con dureza a los jugadores, que se sorprendieron y acataron en silencio.
"Vengan, vengan para acá... Pero vengan todos, eh”. Juan José López ya había digerido un flojísimo primer tiempo entre los titulares y los suplentes: media hora de un aburrido 0 a 0 casi sin llegadas a los arcos. Un ensayo táctico para el bostezo, apenas matizado por un remate de Juan Manuel Díaz que tapó Marinelli y un mano a mano peligroso de Buonanotte que terminó afuera. Y entonces, cuando vio que su reto en el entretiempo no había surtido efecto, ya no soportó el tedio del partido y a los siete minutos del segundo tiempo, detonó. Lo cortó. Y se sacó.
Juntó a los 22 jugadores en el círculo central y entre fastidioso y disconforme, les tocó el orgullo. Con gestos (cabreadísimo, se pasaba la mano por la cara). Con reproches. Con un enojo mayúsculo que sorprendió a sus dirigidos. “Somos profesionales, ¡nos pagan para hacer esto!”, arrancó su monólogo ante el silencio del plantel, que siguió atento el discurso sentado en ronda (con los referentes en la primera fila). “¡Están desganados! Hay que trabajar con otra actitud. Al que no le gusta, viejo, que se vaya”, disparó el entrenador. Sus palabras, duras y frontales, cayeron como un cachetazo entre los futbolistas. Ese cortocircuito marcó el final de los trabajos en el predio de Ezeiza.
Al Negro poco le importo que su equipo esté invicto (empató con Tigre y le ganó a Huracán) y sin goles en contra en el Clausura. O al menos, no atenuó su estallido. Y como hizo cuando le puso los puntos a Buonanotte o echó a Ortega de River, ayer fue contundente con su pedido de cara al partido contra Independiente (un duelo clave en la lucha de promedios). En lugar de reflexionar en privado, optó por expurgar su descontento en vivo y en directo. Y terminada la extensa charla, ya no les dio tiempo a los jugadores para una reacción futbolística. Directamente, los mandó a elongar y luego, a las duchas... “Estaba caliente, muy caliente”, reconocieron desde el vestuario. “Cuando empezó el segundo tiempo estábamos muertos. Fue una práctica, no pasa nada, no dramaticemos”, sumaron desde el anonimato. ¿Cuál fue la postura de los jugadores ante el sermón? “Estábamos cansados por el doble turno del miércoles”, coincidieron algunas voces fuera de micrófono. En ese contexto, el plantel tendrá la oportunidad de cambiar la imagen en la práctica de esta tarde y aliviar la preocupación del entrenador.
Al Negro no le falta temperamento. En su momento, el propio Kaiser ilustró la suplencia de Ortega con un “si hace boludeces, con JJ no va a jugar”. Autodefinido apóstol de la disciplina, López pasó de soldado passarelliano a sargento. Al DT sólo le faltó gritar “jugadores, carrera march”.


“Mejor que pase en la semana”
Pavone aceptó que no fue una buena práctica, aunque destacó que debe servir para no repetir los errores.
Que a Mariano Pavone no le quede ninguna jugada franca cerca del área chica, de cara al arquero rival, no resulta un hecho extraordinario en el marco de este River en formación. Pero que el Tanque, un optimista recalcitrante, admita sin reparos que la práctica de ayer no ha sido buena, sí expresa algo noticioso. “A todos nos gusta que los entrenamientos salgan bien, pero a veces no se da. Y es mejor que esto pase en la semana”, dijo en la conferencia de prensa, después de las duchas, ya cuando las durísimas palabras de Jota Jota López se habían enjuagado un poco.
Pavone fue nuevamente el único punta en la prueba de los titulares. Dos veces pateó al arco, pero en ninguna con peligro. Tampoco pudo emular al “Zidane” del choque con Huracán. La suya fue una tarea más luchada que jugada, menos cómoda que intensa. Pero el Tanque no cree que se trate de una cuestión del sistema (“con movilidad se suple la falta de otro delantero”). Sí entiende que hay que cambiar el chip de cara al clásico del domingo (“nos debe servir para no volver a cometer los mismos errores”).
Bajándole los decibeles a la molestia del entrenador y a las consecuentes repercusiones, Pavone no parece sorprenderse por la cantidad de veces que hubo que frenar el ensayo. “Son correcciones que se hacen normalmente en las prácticas. Y el técnico tiene la ventaja de parar y hablar, algo que no puede realizar durante los partidos”, siguió su discurso, agregando como ejemplo de estos deslices a las tan comentadas victorias de los suplentes ante los titulares.
Con la vaya invicta en los dos partidos oficiales, la debilidad de este River 2011 aparece en el arco contrario. ¿Responsabilidad de Pavone? No. Pero el asistidor quiere que le llegue su turno de gritar: “Como delantero me gusta convertir. Igual, si el equipo gana, uno no tiene tantas obligaciones”, agregó en positivo, como todo lo que dice este Tanque.

Guardalo en el Colchonero

El domingo gritó su primer gol en el Monumental. ¿Hasta cuándo se lo verá ahí? El Milan también quiere llevárselo.
El Atlético de Madrid ya inició gestiones para llevarse a Lamela ante la posible partida de Agüero al Real. Ofrecería 18 millones de euros: Passarella quiere 20.
"Veo al Kun en el Madrid”. Maradona frotó la lámpara y dio su predicción. ¿Y lo habrá visto a Lamela en el Aleti? ¿Qué relación hay entre esa frase de Diego sobre su yerno que ilustró la tapa del diario Marca y el futuro de Erik? Aunque parezca que nada los une, lo cierto es que existen muchos puntos en común. Que el ex DT de la Selección se haya hecho cargo de un rumor que suena fuerte en la capital española no es sólo una bomba mediática. La chance de que el Kun se cruce de vereda existe y por eso el Atlético está preparando la segunda jugada: ir por otro joya argentina como en su momento apostó por la entonces figurita de Independiente. Con la empresa IMG como nexo (maneja los intereses de Agüero y también de Lamela), los Colchoneros ya comenzaron las gestiones para sacar los euros que tienen guardados ahí abajo y depositarlos en el Monumental a cambio de que Coco cambie la banda por los bastones rojos. Aunque también podrían quedarse sin Forlán y necesitarán delanteros, la idea es dar un golpe de efecto apostando a una gran promesa.
En las primeras charlas entre el club madrileño y los empresarios de IMG se habló de 18 millones de euros por la ficha del zurdo que en una semana cumplirá 19 años. Aunque se trata de una cifra impresionante, Passarella, como de costumbre, no dará el sí con facilidad. Ya en noviembre le dijo que no a una propuesta de 12 millones de euros que hizo el Milan. Pidió 20, lo mismo que planteará cuando le acerquen el ofrecimiento formal. Es justamente la cifra que se estableció como cláusula de rescisión cuando Lamela firmó su nuevo contrato por cuatro años, en septiembre del 2010. Y hay más: Daniel Alberto pretende que ese monto sea por el 80% del pase que tiene River, y que la familia del jugador negocie por su parte el 20% que posee desde aquella vez que el club le cedió ese porcentaje como parte del arreglo para que no se fuera al Barcelona.
“Antes de irme me gustaría ganar algo con River”, había comentado Coco cuando surgió el firme interés del Milan. Es un deseo, no una imposición. Y los euros harán que le quede la cuenta pendiente salvo que el equipo de Jota Jota dé la vuelta en este Clausura. El destino parece llevarlo indefectiblemente hacia el Viejo Continente después de junio. Porque además de esta movida del Atlético, los italianos no se bajan de la pelea y están atentos para meterse en la pelea por el zurdo que desde los 12 años -cuando se lo quiso llevar el Barsa- siempre estuvo en la mira de los grandes europeos.


Ortega: “Jugar contra River en el Monumental podría haber sido la chance de despedirme de la gente”



Recuperado de la operación de apéndice que le tuvieron que realizar a días del arranque del campeonato, Ortega se prepara para su primer partido como titular en All Boys, nada menos que en la Bombonera y ante Boca. Pero Ortega es River, y de eso dialogó en gran parte con Líbero. Aseguró que le hubiera gustado poder jugar contra River, en la fecha 13, en el Monumental, porque tal vez era la única oportunidad para despedirse del público Millonario. Comentó que su relación con el club hoy no es la mejor, por lo cual quizá no vuelva para un último encuentro con la banda cruzada en su propia casa:

Me encantaría tener un partido en el Monumental para despedirme de la gente de River. Pero hoy las cosas no están bien ni claras. Hay algunas cosas que el periodismo sabe, pero sólo dice lo que le conviene. En el fútbol pasan tantas cosas que muchas veces hay cosas que no se pueden”

La chance de visitar el Monumental con All Boys, quizá hubiera sido adiós del público que lo idolatra:


Me hubiese encantado jugar contra River en la fecha 13, pero me hicieron firmar una cláusula. Por ahí hubiera sido la oportunidad de poder despedirme de la gente de River como yo quiero”

A San Lorenzo, no ¿por Ramón Díaz:


En River me dijeron que no me iban a tener en cuenta, yo fui y hablé con el presidente para que me dejara ir adonde yo quisiera. Salvo Boca y San Lorenzo, el presidente me dijo que podía ir a cualquier club. No sé si lo de San Lorenzo fue porque está Ramón Díaz”

No comparte la manera elegida por JJ López para pelear por no descender:


Los equipos que tienen que jugar con la carga del Promedio tienen que salir a ganar, no a especular y decir `tenemos que sumar puntos por el Promedio y ser conscientes dónde estamos´ porque le creas un miedo al jugador con ese discurso. Más con la camiseta de River. Si tenés miedo y especulás, te iba a ir mal seguramente. Yo prefiero salir a jugármela y salir a poner el pecho”

Cappa, el único que no le mintió cuando lo tuvo que sacar:


Cuando un técnico me saca le hago la cruz, pero con Cappa no pasó porque él siempre fue honesto conmigo, más allá de que me calenté cuando me sacó. Me hablaba con el corazón y con honestidad. Con otros técnicos que he tenido, no sentí lo mismo, era verso lo que me decían y no les creí”

Mala química con Jota Jota:


Con JJ López, desde el principio contra Boca, sabía que no iba a tener relación con él. Tengo una intuición y sé cuándo me voy a llevar bien y cuándo no. Tampoco compartía su forma de trabajar. No sé si trabaja bien o no mal, es una opinión personal mía”

El retiro está lejos:


Seguir en el fútbol depende de las ganas de jugar que tengas. Yo espero seguir jugando mucho tiempo porque me siento bien físicamente y estoy con muchas ganas de seguir”

El futuro de Lamela:


Lamela es un gran jugador, pero tiene para dar muchísimo más. No sólo él, Lanzini y Villalva también. Son proyectos a futuro, apenas jugaron cinco partidos en Primera. Si en este campeonato les va a bien, van a agarrar más fuerza. De irse ahora al exterior les va a costar más. Primero tenés que hacer las cosas bien en tu club y no creértela”

Julio de partidas
A la posible venta de Erik y el retiro de Almeyda, se suma la ida de Buonanotte: ¿y Carrizo y Pavone?
Todavía faltan cuatro meses para el final del Clausura. Todavía quedan 17 fechas para sumar, olvidarse de la Promoción, llegar a la Sudamericana y, por qué no, soñar con dar la vuelta. Pero eso no quita que se mire más allá de ese 19 de junio en el que finalizará el torneo. Y el panorama muestra que los dirigentes deberán trabajar bastante en el armado del River temporada 11/12 porque la fila de los jugadores en Ezeiza (en el aeropuerto, no en el predio) puede ser larga. Hay uno, Buonanotte, que ya tiene hasta la valija armada. Su venta al Málaga está cerrada, no tiene vuelta atrás. Lamela seguiría sus pasos y, si no llegara a concretarse su transferencia, algo que hoy parece poco probable, Gabriel Funes Mori es quien más se luce en la vidriera.
Las bajas no se terminan en ellos. Aunque nunca dice nunca, Almeyda pondría el punto final a su carrera como futbolista. Y, mucho más concreto, es el final de los préstamos de Carrizo, Pavone, Caruso, Ballón y Arano. Nadie se preocupará demasiado para que sigan los tres últimos, pero sí los dos primeros. Ambos tienen opciones de compra de seis millones de dólares y la idea es retenerlos, aunque con esos números no será una tarea fácil.
Con Lanzini y Pereyra también como potables futbolistas de exportación y Vega pidiendo un cambio de aire, en julio se viene una renovación a lo grande en el Monumental.


¿Serán Díaz del uruguayo?
El Negro, como se preveía, probó con el lateral como volante por izquierda. ¿Va así a pesar del enojo?
Desde que asumió en lugar de Cappa, Juan José López se la jugó por una base titular, le dio resultados y la mantuvo. Jonatan Maidana es una fija en la defensa, y tras cumplir la sanción, ayer ocupó un lugar entre los titulares con Ferrero y Román como laderos. Juan Manuel Díaz, stopper contra Huracán por la suspensión de Jony, regresó al puesto de volante por la izquierda en el que jugó ante Tigre. Así, el que salió es Roberto Pereyra. Tal como se preveía. El tema, con el bajo nivel y el manifiesto rezongo de Jota Jota, es si el entrenador mantendrá esta formación o hará alguna modificación. Muchas variantes confiables no tiene, así que lo más probable es que le dé revancha a estos 11.


No es Falcioni, pero JJ anda a cara de perro
Justo el día que la decisión de Falcioni de freezar a Riquelme sacudió a cualquier futbolero, Juan José López también mostró su rigidez. Van apenas dos fechas, River no recibió goles, mostró orden y con un lapso de buen fútbol hundió a Huracán, pero el técnico insiste con que son todas finales y actúa en consecuencia. Las finales se juegan, aunque también se preparan. Y justo en la siempre crucial práctica de fútbol husmeó relajación, y la relajación es la peor receta para partidos determinantes.
Así, mientras un Independiente remixado alimentaba su inquebrantable mística copera y levantaba su ánimo para el clásico del domingo, en el predio de Ezeiza todavía retumbaba la bravura del mensaje de Jota Jota. El autoproclamado soldado de Passarella ya le avisó a todo River que son otros tiempos, que el paladar negro puede esperar, que un ídolo como Ortega puede irse, que si no hay refuerzos por falta de plata hay que laburar el doble... ¿Presidencialista a ultranza? ¿Más papista que Benedicto XVI? Puede ser. Realista puro, en definitiva. Por eso el zamarreo. Porque una buena cara de perro a tiempo puede derivar en alegrías próximas... Definitivamente son otros tiempos en River. Y con Jota Jota no se jode.

Última edición por ElChango fecha: 25-feb-2011 a las 10:11.
ElChango no está en línea   Responder Con Cita